La sociedad de los poetas muertos

La sociedad de los poetas muertos

martes, 16 de abril de 2013

¡BIENVENIDOS AL TALLER DE DOCENCIA III 2013!

¡Comencemos a recorrer este año con alegría, bien dispuestos para los desafíos que el Taller nos presente!

Les presentamos este hermoso video, en el cual Luis Pescetti lee el cuento "El Punto", de Peter Reynold.
Los invitamos a dejar sus apreciaciones sobre el mismo, relacionando los mensajes del cuento con el inicio del Taller 3.

16 comentarios:

  1. Sin muchas herramientas, o quizá… creyendo no tenerlas, me gustó mucho esta exhortación a dejar “nuestro punto”, esa primera marca germinal que nos embarca en una aventura sin contornos precisos –sin recetas hechas- pero con un Norte muy claro… mostrarnos que a partir de una actitud inicial, esforzada y perseverante, podemos conquistar grandes obras, y lo que es mejor, contagiar ese entusiasmo creador a otras personas.

    Animarnos es el primer paso!
    Marcelo.

    ResponderEliminar
  2. "HAZ SOLO UNA MARCA Y MIRA A DONDE TE LLEVA". Esto le dice la maestra a Vashti. Dice esto, seguramente, producto de una marca que le dejaron a ella también. Se trata,supongo, de que cada uno de nosotros dejemos nuestra propia marca a lo largo de nuestro andar y valorarla. Valorar nuestra marca, así como hace la maestra con el punto de Vashti. Porque aún sabiendo que podemos hacer una mejor, comenzamos a transitar un camino que necesariamente tenemos que hacer para poder crecer y seguir día a día aprendiendo de nosotros y de las marcas de los demás.


    Erica

    ResponderEliminar
  3. Personalmente, me parece que Pescetti captó de forma genial la intervención de la profesora durante toda su interacción con Vashti, cuando comenta: "la maestra le hizo un OLE, pero un Ole amoroso, al gesto de Vashti". Esta capacidad (profundametne inteligente) de la profe, de no sentirse ofendida en su ego y en su autoridad, sino todo lo contrario, de capitalizar esa actitud enojosa y desafiante de la alumna, hizo la diferencia en la vida de una niña. Nada más, ni nada menos.
    Natalia.

    ResponderEliminar
  4. El punto... Un punto pude significar muchas cosas como por ejemplo un estado de animo, un dibujo o simplemente una marca que diga"YO ESTUVE AQUÍ" sin duda creo que uno en la vida con cada paso que damos vamos dejando una marca,esa huella,podriamos decir, que puede llegar a determinar a alguien como persona dándole animo o tirandola a un vacio existencial, el cual se pregunte¿servire de algo todo esto? Y afirmo que uno es el responsable a la hora de mirar a los demás,tenemos como docente un papel importantísimo y solo depende de nosotros que lo que percibimos lo veamos no por cuan grande o pequeño es sino por quien lo realizó y que importante es para la otra persona...aprendamos a ver con otros ojos toda la belleza que tenemos a nuestro alrededor y valoremos que no importan las apariencias sino que nos demos cuenta de la intención que tuvo la otra a la hora de realizarlo. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Simplemente... un cuento maravilloso... y una maravillosa coincidencia porque me costó mucho conseguirlo cuando lo conocí... precisamente en el examen de psicología lo escogí para comenzar mi tema por considerar que refleja de una manera muy dulce y brillantemente clara la labor del docente y el sentir del alumno... sentimientos que comparto plenamente en mi diario vivir ya que me siento ambos a la vez.

    ResponderEliminar
  6. Es un muy buen vídeo, ya que no solo lo podemos utilizar como material didáctico, sino que también lo podemos tomar para llevarlo a nuestra vida diaria para darle ese apoyo o empujón a nuestros futuros alumnos cuando más lo necesiten o incluso, a nosotros mismos cuando tengamos que salir adelante construyendo nuestro propio punto. Gracias.

    Mauro


    ResponderEliminar
  7. Que interesante que de un cuento para niños, tan sencillo, se puedan extraer múltiples y variadas reflexiones. Del cuento en si, me quedo con dos cosas: la actitud del docente ante el niño, su "tacto" para tan solo "sembrar una semilla" y luego dejarla crecer. El desempeño del niño que empieza a crear, me llevo a pensar en esas capacidades que están en los educandos, muchas veces como adormecidas, esperando ser despertadas.
    Dos cosas mas: que bueno que el cuento enfoca la capacidad artística, tantas pero tantas veces dejada de lado; y...
    Cuestión aparte, me fue inevitable pensar en Pitágoras, que a partir de un "punto" hizo tantas cosas...
    Angel.

    ResponderEliminar
  8. Carolina

    Me encanto!!!! Quede fascinada con la explicación ya que te lo hace al relato como si estas viviendolo, porque en verdad yo hice la prueba de cerrar los ojos y solo escuchar la primera vez y luego la segunda vi las imágenes y eran como si hubiese estado alli. Y con respecto al PUNTO, que gran palabra, para comenzar necesitamos un punto de partida, un ser que nos guie, una mirada, un gesto, un abrazo, y cuando cerramos nuestra carrera, cuando nos retiramos de la labor, se puede decir que es el punto final, que se cierran esas puertas maravillosas, que ya no voy a tener esas risas o llantos, esas prenguntas dificiles por asi decir, esos debates, porque se cierra un ciclo, pero a la vez da paso para que nosotros iniciemos otro punto, y es hermosa la frase que dice "HAZ SOLO UNA MARCA, Y VERAS DONDE TE LLEVA", porque vamos a iniciar nuestra aventura otra nueva, que como todas tiene un punto final.
    Y otras de las cosas es que nos invita como futuros docentes a ser amorosos con el trato y invitarlos a crear, a inmaginar, y saber que cada personita puede demostrarnos esas maravillosas potencialidades que tienen, y que a veces dibujando, cantando o escribiendo salen a la luz, hay que saber mirar y saber escuchar. Simplemente gracias por tan bello video. Es algo que da ánimo a uno cuando lo necesita son palabras que te llegan al alma.

    Carito

    ResponderEliminar
  9. ¡Precioso cuento para motivar éste nuevo año del Taller de Docencia III! Me quiero quedar con la reflexión que aparece al final "Vasthi dice que no sabe dibujar" ¡cuantas veces decimos que no sabemos o que nos cuesta hacer algo que nos resulta complicado!... Pero ante ésta inseguridad se encuentra la motivación:" su profesora CREE que si". Que importante es enseñar a las personas el creer en uno mismo, en los talentos,en las capacidades dormidas que tenemos que ayudar a salir a la luz, esas mismas que nos hacen dibujar un punto u otro punto o quizás también un punto sin ser un punto. Cada uno de nosotros imprime su punto con sus colores, con lo que trae en su interior, con lo que lo distingue de los demás.
    Que este cuento cargado de emoción nos anime a hacer una pequeña marca y así observar por donde nos lleva.-
    María Laura Gherbaz.
    Profesorado en Historia.

    ResponderEliminar
  10. muy lindo video!!!!!... que nos recuerda el valor de la virtud de la paciencia en el ejercicio de nuestro trabajo, la importancia que tiene el comprometernos con nuestra profesión... nos demuestra como con pequeñas acciones, podemos dejar marcas en nuestros alumnos.
    ademas personalmente,me parece muy importante , el mensaje de no bajar los brazos cuando las cosas no salen como queremos, de no paralizarnos cuando las situaciones que tenemos que vivir no son las que esperábamos, cuando ante dificultades no sabemos por donde empezar... "haz una marca y mira donde te lleva"....
    florencia palazzo

    ResponderEliminar
  11. El cuento me pareció muy bueno, ya que nos lleva a reflexionar sobre la practica del docente, nos demuestra que no hay que resaltar los errores, sino dar un empujón para que el alumno pueda crear, darse cuenta de que puede y ver cuan importante es no darse por vecino, resalta la tarea del docente como esa gran guía y apoyo para el alumno . Schneider Marisel.

    ResponderEliminar
  12. me parecio muy bueno el cuento ,sigue la tematica de hacernos reflexionar sobre la labor docente y la importancia de saber de que uno tiene el poder de impactar en la vida de otra persona ,y eso es lo mas maravillo, el hecho de ser alguien en la vida de otra persona y saber que uno contribuyo en las desiciones y anehelos del otro. Adrian Espindola

    ResponderEliminar
  13. Bueno... llegué a casa y no pude evitar sentarme a escribirle a mi novia, como hacía tanto no hacía. He aquí lo que emanó de las repercusiones del cuento, "mi punto":

    "No hacen dos vueltas de reloj desde el momento en que me empujaron las espaldas tiesas, cuando yo estupefacto no me atrevía a dar el paso hacia la tétrica escena de una página en blanco, que -escondiendo en sus rincones incontables emociones por parafrasear- se me revestía impermeable a mis lágrimas incoloras y sin huellas que empezaba a acumular. Claro que nada de timidez era aquello que sostenía mi impotencia para lanzarme a invadir el terreno virgen de expresiones en que inquilino usurpador se alojaba mi espíritu agazapado. No, no era timidez. Estaba allí, delante de mis ojos el manojo de tinturas, como a la espera de que mis manos dejen el rastro de un nombre propio que otorgue identidad para comenzar a existir. Esa existencia suspendida en el aire, aguardando el soplo reconocido de Su aliento para dar curso al trayecto de lo que sería nuestra historia.
    El temor de alterar la belleza contemplada cada día ante mis narices supeditaba el zambullirme en palabras siempre un día más. Mañana, me decía.
    Ahora no tengo tiempo de volver la mirada a aquellos dedos cálidos que empujaron mi retaguardia desprotegida hacia el riesgo vital. En realidad, no necesito hacerlo. Pues la ternura, como grabada en sus huellas digitales, perforaron las pieles hasta imprimirse en el corazón avergonzado. Y quise pedir perdón. No me lo permitió ¿sabes? Con la inercia misma de su fuerza propulsora quiso que luchace el improviso de aprender a garabatear mis días, ahora por Sus caminos y no por los míos.
    Como entrar a un aula equivocada, donde sin embargo todos -que esperaban un reemplazante- te miran dispuestos a escucharte, y uno sin programa ni materia hace malabares inéditos para traer a colación una originalidad edificante, por no desandar el empujón. Hay que tener coraje, pensaría uno, cuando -como Moisés- no sabe más que tartamudear. Pero no, el triunfo estuvo desde un comienzo adherido a la fidelidad a ese primer impulso paternal.
    Y ahí estoy yo, como me veis, parafraseando la emoción inaudita que rebosa mis entrañas cuando estoy contigo, intentado interpretar este lenguaje desconocido que es nuestro destino, pero que se allega hablándonos al oído y dibujando en nuestras páginas en blanco el paisaje hermoso de las horas y los años que compartiremos.
    -Es el Señor!- gritó Juan, y Pedro desnudo, instantes luego, estaba sumergido. Heme ahí, cual Pedro."

    ResponderEliminar
  14. Hermoso cuento!! me pareció muy motivador para empezar este nuevo año del taller, en el cual uno siempre tiene un cierto miedo por lo que vendrá. Al mismo tiempo nos lleva a reflexionar sobre la misma práctica docente y nuestro compromiso para con nuestro alumnos a los cuales muchas veces caratulamos (a quien no le ha pasado como alumno no?). Simplemente me quedo con la frase de la maestra de arte: "ház sólo una marca y mira hacia donde te lleva", creo que por ahí pasa el sentido de nuestra futura práctica y la motivación hacia el sentido que queremos brindarle a nuestros futuros alumnos.

    ResponderEliminar
  15. Me gustó el cuento. Me deja el mensaje de qué importante es enseñarles a los chicos a explotar la creatividad que hay dentro de ellos, más aún cuando ni ellos la pueden ver.

    Me recuerda mucho a un hecho en la vida de San Juan Bosco, un sacerdote italiano que se dedicó a trabajar por la educación y salvación del as almas de muchisimos jóvenes de la época. Todo su trabajo empezó con un muchacho llamado Bartolomé Garelli, al cual conoció en su iglesia cuando el Sacristán lo quiso correr a escobazos porque no sabía hacer nada de lo relacionado a la misa. Juan Bosco lo defendió diciendo que era amigo suyo y le pregunto qué sabía hacer, a lo que el muchacho respondió: NO SE NADA. Pero Don Bosco le siguió preguntando qué cosas sabía hacer (a las cuales siguió respondiendo que no entristeciéndose) hasta que le preguntó: ¿Y sabes silbar? El chico respondió que sí y se puso contento. Una vez establecido el lazo de confianza y dejando demostrado que todos somos útiles para algo, Don Bosco forjó una linda amistad con el muchacho y lo empezó a instruir en la fe.

    Saco para mi vida, cuan importante es enseñarles a los chicos a explotar todo su potencial y que vean lo bueno que hay en ellos.

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante el video, es muy importante el rol que desempeña y como impacta en la vida de un alumno el docente. Cuanto significa en el sentido que puede o no condicionar al joven de manera tal que pueda hacer explotar en el sus capacidades.
    Lo dicho por el docente es tan importante que hay veces no se tiene en cuenta, como una acción puede cambiar su vida o condicionarla.

    ResponderEliminar

Dejanos tu comentario. No olvides firmarlo. Muchas gracias.